Make your own free website on Tripod.com
Impactos celestes.
Ing. Edgar Castro Bathen
 



Mucho se ha dicho en estos días acerca del choque de un asteroide con la Tierra que causará el fin del mundo. Algunos afirman que será en el año 2006, otros en el 2028 y los más atrevidos que será el año entrante. Incluso Hollywood nos trae este año varias películas sobre el tema, que harán estremecerán a los espectadores en las salas de cine. Pero, ¿por qué de pronto estalla tanto alboroto al respecto? ¿Tenemos que agregar una preocupación más a nuestras vidas o simplemente será algo que pasará y se olvidará pronto? Es hora de analizar la situación, evaluando los hechos.

Hechos verdaderos.

Hechos falsos. Conclusión final

Aunque no se vislumbra por el momento ningún desastre anunciado, debe quedar claro que la posibilidad de que surja de pronto un nuevo cuerpo en ruta de colisión con la Tierra sí existe. Por eso los astrónomos están preocupados y han pedido más fondos al gobierno de los EEUU para montar programas de vigilancia de objetos celestes que constituyan peligro para el planeta. Sin embargo, tampoco es algo que nos quite el sueño, ya que sin ir muy lejos, en los últimos 5,000 años de historia no se ha registrado ningún pueblo que haya sido borrado del mapa por un asteroide. Y esperamos que así siga por los próximos 5 mil.