Make your own free website on Tripod.com
Historia de los Encuentros Centroamericanos de Astronomos Aficionados
Ing. Edgar Castro Bathen
 
 

En 1992, el Astro Club de Guatemala realizó un seminario en Antigua, en el cual les fue tan bien, que el club decidió hacer otro el año siguiente. Casualmente en esa fecha el suscrito fue contactado por la Asociación Salvadoreña de Astronomía, gracias a un anuncio publicado en la revista Astronomy. A raíz de este contacto, los miembros directivos de ambas asociaciones decidieron tener un encuentro el 1 de mayo de 1993, en San Salvador, en el cual intercambiaron opiniones y se concibió la idea de hacer una reunión de astrónomos aficionados a nivel centroamericano.

Seis meses más tarde, la reunión fue una realidad. En Antigua Guatemala, se reunieron más de 70 personas provenientes de 4 países centroamericanos: Guatemala, El Salvador, Honduras y Panamá. Las pláticas fueron variadas: Astrofotografía (por Ramón Rosell, de El Salvador), Astroinformática (por Rolando Benítez, de Guatemala), Construcción de un telescopio de 12.5" (de Panamá), Un Observatorio Astronómico para C.A. (por Ma. Cristina Pineda de Carías, de Honduras) y El Modelo Estándar del Universo (por Gustavo Ponce, guatemalteco, representando a Honduras). En esa oportunidad también se contó con la asistencia del astrónomo norteamericano de fama mundial, Stephen James O’meara, quién dió una bonita plática sobre La Importancia de los Astrónomos Aficionados. El evento tuvo un panel sobre "El futuro de la Tierra" que fue muy interesante. Steven O’meara registró este acontecimiento en un artículo que salió publicado en la revista Sky & Telescope de Mayo de 1994 (pp. 99).

En esta reunión se descubrió que casi todas las asociaciones centroamericanas tuvieron su inicio alrededor de los años 80’s, pero crecieron durante la llegada del cometa Halley en 1985-86 y el eclipse total de Sol en 1991.

El PECAA (Primer Encuentro Centroamericano de Astrónomos Aficionados) fue un gran éxito, ya que los aficionados a la astronomía que asistieron pudieron charlar en un ambiente de camaradería e intercambiar información, opiniones y saludos por primera vez en la historia moderna de la astronomía en esta región. Allí se decidió fundar la Federación Centroamericana de Asociaciones de Aficionados a la Astronomía, y ocurrió también que la Asociación Salvadoreña de Astronomía, ofreció organizar el segundo encuentro.

Fue así como el 5 y 6 de Noviembre de 1994, los aficionados a las estrellas de C.A. se reunieron nuevamente en San Salvador, para disfrutar 2 días de Astronomía. En esta ocasión, se obtuvo un 42% más de asistencia que en el encuentro anterior. El II Congreso Centroamericano de Asociaciones de Aficionados a la Astronomía, (IICCAAA), como decidieron llamarle los organizadores, fue también un éxito. Se llevó a cabo en Centro Loyola, un lugar de retiro jesuita, con instalaciones apropiadas para conferencias, medios audiovisuales de todo tipo y todas las facilidades para dar una buena plática. La apertura oficial la realizó la Licenciada Claudia Allwood de Mata, representante del gobierno salvadoreño, con un discurso donde reconoció la importancia de la astronomía y la ciencia en el país.

Las pláticas impartidas en ese congreso fueron: Historia de la Astronomía (por Luis Salazar Retana, de El Salvador), El Observatorio astronómico de la UNAH, Sus Proyectos (por Ma. Cristina Pineda de Carías, de Honduras), Análisis Espectral (por Floribel Bonilla, de Guatemala), Planisferio Centroamericano- Observaciones de la Luna (por miembros de la Asociación Hondureña de Astronomía), Agujeros negros (por Héctor Elías, de El Salvador), El descubrimiento de los "MACHOS" (por Gustavo Ponce, representando a Honduras), Los Mayas Eternos (por Salvador Campos Valle, de El Salvador) y El Tiempo (por Edgar Castro, de Guatemala). En evento se vió enriquecido con la presencia de Tippy D’Auria, fundador de la Winter Star Party de Miami, EEUU; Robert Benward de la Sociedad Astronómica de Long Island, Ana Reyes de la Houston Astronomical Society y Stephen J. O’meara de los EEUU, quien dió una impactante plática sobre El choque del cometa Shoemaker-Levy 9. Hubo tambien una mesa redonda sobre Programas de Trabajo para una Asociación Astronómica.

Este congreso fue importante porque aquí se propuso celebrar el Día del Astrónomo Aficionado cada año, dar un reconocimiento a los mejores trabajos astronómicos de aficionados en los próximos congresos y consolidar la Federación de Astronomía de Centroamérica. Fue aquí donde la Asociación Hondureña de Astronomía ofreció su país como sede del III Congreso Centroamericano de Asociaciones de Aficionados a la Astronomía, ganándose una felicitación por ser una asociación muy reciente, pero también muy entusiasta y emprendedora. Esta es la historia hasta el día de hoy.