Make your own free website on Tripod.com
La historia de la Tierra
Ing. Edgar Castro Bathen
Director de la Asociación astronómica de Guatemala

La semana de la Tierra es un buen momento para pensar en nuestro planeta. ¿quién es nuestro planeta? ¿cuál es su curriculum? ¿en qué estamos montados hoy? He aquí algunas respuestas.

El mérito de La Tierra

La Tierra es el 3er. planeta del Sistema Solar, un planeta relativamente pequeño comparado con el Sol o con los gigantes gaseosos Júpiter y Saturno, pero un planeta distinguido por muchas razones. En primer lugar, gracias a su posición respecto al Sol, guarda la temperatura necesaria para albergar vida, permitiendo así el desarrollo de las plantas, los animales y los seres humanos. Es el único planeta que conocemos, donde hay vida. En todo el resto del Sistema Solar reina la desolación y el silencio.

La Tierra es el único planeta que tiene grandes extensiones de agua. Ningún otro planeta del Sistema Solar tiene océanos. El agua es un factor básico para la existencia de los seres vivos. La vida surgió del agua hace millones de años.

Esta pelota azul y blanco, se distingue porque es el único lugar en 6,000 millones de kilómetros a la redonda, donde se puede ver una caída de agua, campos cubiertos de grama y lagunas con patos. No hay otro lugar en nuestra vecindad planetaria, donde se pueda saborear una sandía, observar pájaros volando por la tarde, o el Sol hundiéndose en el mar. Sólo en la Tierra. Tan sólo en este planeta. Nuestro planeta. Nos ha llevado millones de años descubrirlo y ahora lo sabemos, pero no todos estamos conscientes de ello.

El nacimiento de la Tierra

Hace muchos millones años, había en esta región del espacio una gigantesca nebulosa. Sus gases se fueron condensando poco a poco, hasta que alcanzaron la masa suficiente para entrar en combustión y formaron una estrella. La estrella recién formada fue la que ahora conocemos como el Sol. Partes de la nebulosa se enfriaron, crearon cuerpos opacos que permanecieron girando alrededor de la nueva estrella. Fue así como nació la Tierra, junto con sus hermanos, los demás planetas.

Al principio la Tierra estaba muy caliente. Era una esfera cubierta de lava, bombardeada constantemente por meteoritos. Había un tremendo caos en el Sistema Solar. Fragmentos de piedra iban y venían en todas direcciones. Chocaban entre sí conviertiéndose en fragmentos, hasta que poco a poco disminuyeron. Era como cuando uno revuelve el azúcar en un vaso de agua. Conforme todo fue tomando su lugar, el espacio se fue limpiando y la Tierra comenzó a estabilizarse.

El origen de la atmósfera y los océanos

Al enfriarse la Tierra, se fue creando una corteza externa, una parte dura formada por rocas, montañas y volcanes. El calor interno seguía saliendo a través de los volcanes. Los gases que emanaban empezaron a llenar el cielo. La primera atmósfera estaba formada por dióxido de carbono, vapor de agua, nitrógeno y otros gases. Habían descargas eléctricas constantes (rayos). Al pasar el tiempo, la atmósfera llegó a estar muy cargada y el enfriamiento contínuo provocó que se condensara el vapor de agua, produciéndose una lluvia que duró cientos, tal vez miles de años. Fue así como se formaron los océanos. El dióxido de carbono se combinó con el agua y se liberó el oxígeno, modificando la atmósfera original y dando paso a la atmósfera que conocemos hoy.

Los primeros seres vivos

Al limpiarse el cielo, los rayos del Sol empezaron a penetrar y con su energía, crearon el ambiente para que se formaran los primeros seres unicelulares. Se calcula que esto sucedió hace unos 3,000 millones de años. Las bacterias fueron los primeros seres en aparecer sobre nuestro planeta, por un procedimiento que aún hoy no está claro. Se alimentaban de dióxido de carbono y producían oxígeno. Ellas tambien ayudaron a modificar nuestra atmósfera, ya que el oxígeno producido pasó a formar parte de nuestra envoltura protectora y gracias a él se desarrolló la capa de ozono. Ningún ser vivo complejo, podría haber sobrevivido sin el oxígeno.

Los primeros seres complejos

Los seres unicelulares fueron evolucionado, y con el tiempo, se formaron seres más complejos. Los primeros eran seres cartilaginosos, sin esqueleto, una especie de medusas. Luego aparecieron seres con constitución más dura, entre los que estaban los trilobites, artrópodos marinos, que tenían tres lóbulos. Sus fósiles datan de 600 millones de años antes de nuestra era. La Tierra continuó su evolución lentamente. Los seres marinos se transformaron en anfibios (capaces de pasar un tiempo en el mar y otro en la tierra), los cuales incursionaron en tierra hace unos 340 millones de años.

Aparecimiento de los dinosaurios y los mamíferos

Se calcula que los dinosaurios, aparecieron sobre la faz de la Tierra, hace 250 millones de años. Esta era la fauna original de nuestro planeta. Un Jurasic Park de verdad. Reinaron por millones de años, pero por azares del destino, desaparecieron. Se cree que un cometa gigantesco acabó con ellos. Al extinguirse los dinosaurios, los mamíferos tomaron su lugar. Estos heredaron la Tierra en muy malas condiciones, pero lograron sobrevivir debido a su gran capacidad de adaptación.

El hombre

Hay evidencias de que, hace 2 millones de años, había un ser que se distinguía porque caminaba erecto, trabajaba en grupo construyendo refugios, transformaba piedras y huesos en herramientas y las usaba para su beneficio. Desde aquí aparecemos nosotros, como género. Tambien se sabe que habían otras criaturas más antiguas que caminaban erectas, pero no utilizaban herramientas. No se han encontrado pruebas de que fueran verdaderos humanos.

Situacion actual

En sólo dos millones de años el hombre ha transformado su planeta más que ningún otro ser viviente. Para bien o para mal, ha sido y es el agente de cambio más fuerte y el contaminador más peligroso. Su inteligencia lo hizo crear las máquinas, la industria y la automatización. Creó amplificadores de su fuerza, de sus oídos y de su vista. Ha sido el único ser que ha logrado salir de su propio planeta y visitar otros mundos. Pero en su carrera por el progreso, tuvo varios tropiezos. Su ambición lo llevó a extinguir otras especies. Empezó a jugar con la radioactividad y se le cayó de las manos. Nunca se preocupó de manejar los desechos que produjo. Los tiró a los ríos. Los tiró al mar. Pensó que el mar nunca se ensuciaría. Cuán equivocado estába. Hoy el mar está contaminado en gran parte. Lo mismo sucede con el aire. Con los lagos. Un ejemplo cercano es el lago de Amatitlán, donde el ambiente para los peces ya no es el mismo; está contaminado y muchos han muerto.

Llamado a la Esperanza

El hombre continúa avanzando, continúa transformando, pero se ha dado cuenta de que la contaminación tiene que terminar. HOY, TODA LA TIERRA ESTÁ EN PELIGRO. Si no cambia nuestra mentalidad, nos pasará lo mismo que a los peces. Sin embargo, la esperanza no está perdida, pues tenemos fé en que la misma inteligencia que Dios le dió al hombre, lo sacará de este apuro...pero si empieza ya.

-o0o-