Make your own free website on Tripod.com

SISTEMA SOLAR

El planeta Mercurio

Ing. Edgar Castro Bathen

Director de la Asociación Astronómica de Guatemala

 


Para los aficionados a la Astronomía, uno de los éxitos más importantes lo constituye la observación del planeta Mercurio, porque es algo muy difícil de realizar. Mercurio sólo se observa en determinadas ocasiones, y a ciertas horas. Debido a su posición tan cercana al Sol, no es visible toda la noche, como ocurre con los demás planetas, sino sólo un poco más de una hora antes del amanecer o después del atardecer, y por eso es uno de los planetas menos observados.

Historia.

Los romanos nombraron a este planeta, Mercurio, porque se movía más rápido que los otros astros. Según la mitología romana, Mercurio era el mensajero alado de los dioses, equivalente a Hermes en la mitología griega. Podía volar para llegar rápidamente a su destino. Entonces hicieron la conexión entre las dos cosas y su nombre quedó decidido, llegando hasta nuestros días.

Datos conocidos.

Mercurio gira alrededor del Sol, a una distancia media de 58 millones de kilómetros, comparado con la Tierra que gira a 150 millones de km. Es el planeta más cercano al Sol. Esto hace que sea un planeta muy caliente, donde la temperatura es de 400C, en la superficie que vé hacia el Sol. Esto hace imposible la supervivencia de seres vivos como las plantas y los animales que conocemos. Si recordamos que el agua hierve a los 100C nos daremos una idea de lo que se sentiría estar allí. Aún así, Mercurio no es el planeta más caliente del Sistema Solar sino Venus, cuya temperatura es más alta debido al efecto "invernadero" que produce su densa atmósfera.

En Mercurio la temperatura no se autoregula como sucede en la Tierra, sino que baja bruscamente en la región que está en la obscuridad, a -180C. Cuando en Guatemala hay frío, es porque estamos a -2C o en casos extremos a -8C. Imaginemos, cómo será estar 180 grados bajo cero? Es peor que un congelador!

Mercurio se parece a la Luna en que está cubierto de cráteres. Se nota que debe haber sufrido grandes percances en el pasado, como lo evidencia la Cuenca Caloris, un cráter de 1,300 kilómetros de diámetro, el cual fue producido por un cuerpo de gran tamaño que chocó contra él en los principios del Sistema Solar.

En tamaño, Mercurio es el segundo planeta más pequeño del Sistema Solar, -el más pequeño es Plutón-, y curiosamente es más pequeño que algunos satélites de los planetas gigantes, como Ganímedes de Júpiter y Titán de Saturno.

Su velocidad de rotación es más lenta que la de la Tierra, lo cual hace que un día de Mercurio dure 59 días terrestres. El año de Mercurio dura 88 días terrestres, lo cual ocasionaría que una persona que cumpliera 20 años en la Tierra, estaría cumpliendo 83 años mercurianos.

Datos poco conocidos.

En 1994, se decubrió algo que parece increíble. Mercurio tiene hielo en sus polos! Por su cercanía al Sol no parecería posible, y sin embargo lo es, por la forma en que los rayos caen. En los polos los rayos pasan tangencialmente al planeta, a diferencia del ecuador, donde caen en forma vertical.

Otro dato poco conocido es que Mercurio tiene atmósfera, la cual es muy tenue y está constituída por Helio (42%), Sodio (42%), Oxígeno (15%) y otros gases (1%).

Rarezas de Mercurio

Por muchos años hubo un misterio en la órbita de Mercurio, el cual tenía desconcertados a los científicos. El perihelio (punto más cercano al Sol) de su órbita, se movía más de lo que predicen las leyes de la gravitación universal de Newton. Los astrónomos del siglo 19 habían hecho cálculos exactísimos y aún seguía apareciendo una diferencia. Se llegó a pensar que había otro planeta interno, el cual sería el responsable de dicha perturbación y hasta hubo alguien que llegó a bautizarlo como "Vulcano". Sin embargo, nunca se encontró tal planeta. La respuesta vino gracias al sabio Einstein, quien explicó este movimiento con su Teoría de la Relatividad, el cual es producido por el efecto gravitacional del Sol y la curvatura del espacio-tiempo.

Otra de las curiosidades de Mercurio consiste en que, debido a la relación entre su movimiento de rotacion y traslación, hay algunas lugares donde una persona que estuviera allí, vería salir el Sol y moverse hacia el cenit (punto sobre su cabeza) . En ese punto, el Sol parecería detenerse y venir de regreso, para detenerse de nuevo y volver a su curso original. En otras latitudes el Sol incluso parecería regresar completamente. Esto se explica porque el movimiento de rotación es 2/3 del movimiento de traslación.

Otros datos

No se le han observado volcanes en erupción, lo cual indica que su actividad geológica ha disminuído considerablemente, contrario a lo que pasa en Venus, la Tierra, Io y Tritón donde se han descubierto volcanes en actividad. Su campo magnético corresponde al 1% del de la Tierra, lo cual se explica por su tamaño y velocidad de rotación, e indica que el tiene un núcleo ferro-magnético.

Mercurio no tiene satélites, sin que se sepa la razón. Aún hoy, este pequeño planeta encierra muchos secretos que quizá en el futuro podamos conocer. Mientras tanto, tendremos que conformarnos con verlo, alguna tarde, volando en el cielo.